Trucos y consejos para mamás expat

Una mamá expatriada es una mujer que por diferentes razones vive su maternidad lejos de su país de origen. Las razones por las que una mujer toma esta decisión son muy diversas, bien porque junto a su pareja decidió seguir una oportunidad profesional en el extranjero; porque profesionalmente la ha llevado a otro país y con ella, su familia; o quizás, decidió liarse la manta a la cabeza y salir de su zona de confort en busca de un cambio. Sea cuál sea el motivo por el que una madre expatriada sale de su país, éste no influencia en su forma de ser, ya que ser una mamá expat es mucho más que criar a tus hijos en un país que no es el tuyo. ¡Y hoy voy a intentar describirlo!

Varias son las características de una madre con potencial para la expatriación, aquí va mi lista:

  • Ser una mujer con un interés innato por la vida multicultural y desear que tus hijos crezcan y se eduquen en este ambiente.
  • Tener pasión por descubrir nuevas culturas y formar parte de ellas (aceptando las dificultades que este proceso conlleva).
  • Ser capaz de integrarte con relativa facilidad en entornos lejanos al de tu origen, ya sea por la lengua, la cultura local o la climatología (no nos olvidemos nunca de este punto, parece banal, pero en realidad suele ser clave, más incluso que la cultura).
  • Estar dispuesta a sentir el desarraigo y la tristeza de tu familia y amigos; de todas aquellas personas que dejas en tu país de origen.
  • Tener la capacidad de ver en tu país de acogida un sinfín de oportunidades que compensan el estar lejos de tu país.

Algunas de estas aptitudes se van adquiriendo con el tiempo y con la experiencia de los años, sin embargo es esencial contar con las dos primeras de la lista!

A lo largo de los años que llevo viviendo expatriada con mi marido, he ido aprendiendo, poco a poco, cuáles son los aspectos más positivos de esta vida. Al principio, sin embargo, me costó mucho entender qué me ofrecía y cómo podía sacarle el mayor partido posible. A pesar de haber vivido en el extranjero por mi cuenta, hablar varios idiomas y haber viajado, el primer destino como expatriados me costó bastante, pero aprendí mucho de él! Ahora, después de cinco años, soy capaz de ver las cosas positivas, por encima de las negativas y tengo algunos trucos para aprovecharlas al máximo.

Algunos consejos para enfrentarte a una vida de mamá expat si lo estás barajando:

  1. Plantéate la mudanza a tu nuevo hogar como una oportunidad para empezar desde cero.
  2. Planifica tu mudanza, pero no te estreses. Hay cosas que no están en tus manos y no dependen de ti, pero si tienes un plan será más fácil hacer frente a los imprevistos.
  3. Antes de dejar tu país, aprovecha hasta el último día para hacer las cosas que más te gustan: pasear por tu calle preferida, tomarte un café con una amiga del alma, almorzar con tu madre o vete de compras!
  4. Al llegar a tu nuevo destino, busca a otras mujeres que estén en tu misma situación y trabaja para formar parte de la comunidad expatriada. ¡Quedarte en casa no te servirá de nada!
  5. Contacta con otras mamás expatriadas en tu ciudad de acogida. Ellas te ayudarán a encontrar todo lo que necesitas y responderán a todas tus preguntas. Recuerda que han pasado y están pasando por lo mismo que tú, ¡ellas serán las que más te entenderán y más te ayudarán!
  6. La familia es super importante, pero necesitas también cuidar de ti misma. Los nervios y el estrés de la mudanza pueden pasar factura. Busca tu momento a lo largo de la semana para hacer aquello que más te gusta y ¡hazlo! Puede ser desde un rato de lectura, un masaje, hacer algo de deporte o cocinar tranquilamente lo que más te gusta. Sea lo que sea, busca el momento.
  7. ¡No te impacientes! La adaptación al nuevo país lleva un tiempo y si tienes un bebé tardarás un poquito más. En mi experiencia, cuándo aún no estaba M, tarde seis meses en adaptarme y en nuestro segundo destino, ya con él, cerca de un año.
  8. Y por último, pero no menos importante, ¡suelta las riendas para poder anclar en tu nuevo país! Ahora es el momento de construir un nuevo hogar en la ciudad que estáis y no importa donde sea, qué muebles tenga o de qué color sean las paredes. Lo importante es que tu familia esté unida y a gusto.

Empieza una nueva aventura, no la desperdicies y disfrútala desde el primer minuto.

¿Estás pensando en salir de tu país y buscar una vida como expatriada? ¿Qué opinas al respecto?

¡Déjame tu comentario y así sabremos más sobre tu opinión!

 

Un comentario en “Trucos y consejos para mamás expat

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.